| Serie Hípica del Caribe |

En 1964, se establece en Puerto Rico el Comité de Clásicos integrado por representantes de la industria hípica del país. El mismo era presidido por el Lic. Abelardo Ruiz Suria (Junta Hípica) y sus miembros lo componían lrwin M. Tress (San Juan Racing Association), lng. Ramón Llobet J r. (Asociación Hípica de Puerto Rico), Luisín Rosario (Cronistas Hípicos), Carlos A. Maros (Asociación de Criadores), Gonzalo Combas Sancho (Secretario) y el Dr. Ricardo Alegría (Instituto de Cultura Puertorriqueña).

El 1ro de octubre de ese mismo año, el Comité aprobó una resolución estableciendo la celebración de la carrera que se conocería como el Clásico Internacional y del Caribe. La misma se correría a la distancia de 1 milla 1/8, con premio de $30,000 para ejemplares de tres años provenientes de Colombia, Jamaica, México, Panamá, Trinidad, Venezuela y Puerto Rico. A pesar de su apoyo inicial, Cuba no participó porque al advenir la Revolución Cubana en 1959, la Antilla mayor se desvinculó de los eventos deportivos profesionales en la región. La República Dominicana sería aceptada más adelante. La fecha programada para la primera edición fue el 26 de junio de 1966, un día después de la clausura de los X  Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Puerto Rico del 11 al 25 de junio. La carrera fue todo un éxito. El campeón venezolano, Victoreado, conquistó la primera edición y de ese día en adelante, el hipismo caribeño cambió para siempre. Desde entonces se han celebrado cuarenta ediciones del Clásico del Caribe y es la carrera más rica de América Latina con un premio que asciende a $300,000.